Mascota Geriátrica

Imprimir
Mascota Geriátrica

El envejecimiento es un proceso fisiológico por el que todos atravesamos, incluidas nuestras mascotas que viven cada vez más y mejor, sin embargo bajo este tema, surgen de manera primordial las condiciones en las que llegan a esta etapa.

A partir de los 7 años, el gato ya abandona la adultez y pasa a ser considerado “maduro”. En el caso de los perros es más relativo y dependerá del peso en estado adulto, así, perros de talla Mini (hasta 10 kilos) se consideran maduros pasados los 8 años, los Medium de 11 a 25 kilos, pasan a esta etapa luego de los 7 años y en el caso de los Maxi (26 a 45 kilos) es después de los 5 años. Si bien en esta fase aún no son considerados como geriátricos, ya es momento de prepararlos para la vejez.

Una vez llegados los 12 años para gatos y perros de talla mini, los 10 años en los médium y los 8 en los maxi, es probable que ya comiencen a aparecer signos propios de la vejez, y también ciertas patologías que comúnmente se asocian a este período, como lo son las enfermedades del corazón, riñón y trastornos de la movilidad, principalmente.

Una forma de contribuir de manera importante al envejecimiento saludable es a través de la alimentación, ya que los requerimientos de gatos y perros maduros y geriátricos son distintos a los que tuvieron al ser adultos o cachorros. Aportar antioxidantes que disminuyen el daño provocado por los radicales libres y condroprotectores para proteger las articulaciones se torna fundamental, así como también entregar los nutrientes específicos que contribuyen a la salud de los distintos órganos que se pueden ver afectados.

Las necesidades de energía también cambian y la dieta debe satisfacer estas demandas, además de estar formulado con proteínas de alta calidad y nutrientes que garanticen la seguridad digestiva. Y por último, es clave que sea altamente atractivo para asegurar el consumo hasta de los más caprichosos y una croqueta re-hidratable que sea apta para aquellos con alteraciones en la dentadura.

Cabe resaltar que es imprescindible aumentar la frecuencia de los controles veterinarios para lograr detectar y tratar lo antes posible cualquier patología que pueda alterar su calidad de vida, de esta manera, podremos hacerle más llevadera esta etapa a nuestro compañero.

  • facebook
  • twitter
  • youtube
  • instagram